El inicio de un nuevo año empezó lleno de noticias en el sector automotriz, como  inicio de éstas, varios sitios de noticias a nivel mundial afirman que expresidente de Nissan Carlos Ghosn logró escapar de Japón dentro de una caja de instrumentos musicales. La caja se transfirió al aeropuerto y de ahí salió en un avión privado. Gulf News, citando informes en la televisión libanesa, dijo que un grupo “paramilitar” vino a la casa de Ghosn “disfrazado de una banda para la cena de Navidad”, y lo escondieron dentro de una de sus cajas de equipos. la noche.

Los detalles son escasos y las compañías aún no están proporcionando ningún comentario oficial, pero parece ser que el ex jefe de Nissan y Renault, Carlos Ghosn, ha logrado abandonar Japón y se ha dirigido a Líbano. Ghosn estuvo arrestado en Japón en noviembre de 2018 (y nuevamente tres veces más desde  ese entonces), y aún no está claro si su salida de Japón se debió a un acuerdo con las autoridades o algo más de película.

¿Qué sabemos al respecto?

Sin embargo, la declaración de Ghosn sobre el asunto, según lo informó Bloomberg News y otros medios, fue “Ahora estoy en el Líbano y ya no seré rehén de un sistema de justicia japonés manipulado donde se presume la culpa, la discriminación es rampante y se niegan los derechos humanos básicos”, además dijo. “No he huido de la justicia, he escapado de la injusticia y la persecución política”.

Carlos escapa de Japón

Se cree que Ghosn aterrizó el domingo en la capital libanesa de Beirut en un vuelo privado desde Turquía, según el periódico financiero francés Les Echos. El Wall Street Journal por otro lado, dice que Ghosn llegó a Beirut el lunes y confirmó con una fuente que Ghosn se fue de Tokio, donde había estado bajo arresto domiciliario desde el 25 de abril de 2019.

¿Por qué lo arrestaron inicialmente?

En 2018, las autoridades japonesas arrestaron a Ghosn por presuntamente no informar sus ingresos. Nissan ha alegado que Ghosn utilizó los activos de la compañía para comprar apartamentos de lujo en Brasil y Líbano, así como canalizar dinero a un empresario saudí para cubrir una deuda personal. Ghosn nació en Brasil pero creció en el Líbano.

Es ciudadano libanés (y también ciudadano francés), y cuando lo arrestaron por primera vez, en noviembre de 2018, el gobierno libanés dijo que lo respaldaría. El interino ministro de Asuntos Exteriores libanés en Japón en el momento del arresto de Ghosn emitió una declaración que decía: “Carlos Ghosn es un ciudadano libanés que representa uno de los éxitos libaneses en el extranjero y el Ministerio de Asuntos Exteriores libanés lo respaldará en su adversidad para asegurarse de que reciba un juicio justo.”

Después de su arresto inicial, Ghosn pasó más de 100 días en la cárcel, y el tribunal lo llamó riesgo de fuga en ese momento. A Ghosn lo liberaron en la primavera bajo fianza de alrededor de $ 9 millones y luego lo pusieron bajo arresto domiciliario.

Las declaraciones de Ghosn

Antes de que comenzara su arresto domiciliario en abril, Ghosn publicó en Twitter que “diría la verdad sobre lo que está sucediendo”. Luego afirmó que había sido víctima de puñaladas por la espalda y había negado cualquier acusación de irregularidades. Es importante mencionar, que Ghosn debía permanecer en Japón para ser juzgado y bajo esta condición se le permitió acceder al arresto domiciliario. Una fuente le dijo al Wall Street Journal que Ghosn estaba “cansado de ser un rehén político industrial”.


Te invitamos a leer: “BMW se encuentra bajo investigación por sus ventas”


Por ahora, la cuenta de Twitter de Ghosn no dice nada sobre su ubicación y situación, pero el WSJ citó a una fuente que dijo que el mundo puede esperar un anuncio del expresidente de la marca japonesa a través de una conferencia de prensa en los próximos días.

¿Qué opinan ustedes de que el expresidente de Nissan y Renault Carlos Ghosn haya escapado de Japón?