CHIPAGEDÓN preferimos llamarlo así debido al apocalipsis de los microchips que estamos viviendo actualmente. No hay suficientes chips para abastecer la demanda, y pasa con celulares, computadores, electrodomésticos, autos, etc. Ahora más que nunca la humanidad está ligada a este dispositivo.

Cars chip-shortage

Los datos se están convirtiendo en el activo más importante de cualquier empresa, mueven la economía digital y su motor son los microchips, pues no sería posible mover los datos sin la intervención de estos. Ahora el procesamiento de datos está presente en casi todo y es por esto que la demanda supera la oferta. Solo hay tres compañías que abastecen el mercado mundial de microchips: TSMC de Taiwán, Samsung de Corea del Sur e Intel de Estados Unidos.

¿Cómo funciona un microchip?

Un microchip funciona de forma similar al cerebro biológico: procesa la información mediante electricidad sirviéndose de las neuronas como interruptores, a más neuronas más información procesamos. Pasa lo mismo con el chip, mientras más transistores mayor flujo de electricidad es decir mayor flujo de información. Este flujo informático utiliza un lenguaje binario, solo recibe unos y ceros, cuando pasa la electricidad es igual a 1 y si no hay 0. Una vez obtenido el código binario se puede almacenar la información o cumplir con funciones establecidas.

¿Por qué solo hay tres fabricantes a nivel mundial?

La fabricación de microchips es compleja y requiere maquinas costosas y muy especializadas. La inversión es enorme para poner en marcha una fabrica y mantenerse al ritmo de la industria que cada vez necesita de procesadores más potentes y pequeños. Por esta razón solo hay tres fabricantes actualmente en los que se concentra el 80% de la producción mundial. En este momento se fabrican alrededor de 130 chips por cada habitante del planeta cada año. Cada dos años los componentes que hay en un chip se duplican, de ahí la complejidad para su fabricación.

TSMC

El éxito de estas compañías recae en sus inversiones, pues la mayoría de gigantes de la industria tecnológica dedicaron sus esfuerzos a diseñar los microchips, pero nunca fue una preocupación fabricarlos. Gracias a esto ahora dominan el mercado, porque su competencia no puede permitirse tan alto nivel de inversión. Para el caso TSMC se fundó en 1987 y fue la única en su momento capaz de fabricar chips personalizados para cada cliente. Samsung comenzó porque era un conglomerado de empresas electrónicas.

¿Qué pasa con la industria automotriz?

Al comienzo de la pandemia y con los confinamientos a nivel mundial muchas, por no decir todas las fabricas de autos hicieron una pausa. Finalizando el año 2020 las ventas comenzaron a tener su recuperación, acto seguido comenzaron a requerir más microchips, sin embargo, las empresas que los abastecen habían volcado su producción a otros sectores que tuvieron más apogeo durante los confinamientos. Cambiar la línea de producción es costoso y toma varios meses, los pronósticos de recuperación apuntan al 2023 pues las fabricas nuevas tardan aproximadamente cuatro años en entrar en operación.

Chipagedón
Cars ChipShortage

Sigue leyendo: La crisis de los microchips y su influencia en los autos nuevos.

En Auttus queremos ofrecerte toda la información del sector automotriz para la compra de tu vehículo ideal, no temas al CHIPAGEDÓN, te asesoramos de forma gratuita, no dudes en contactarnos.