Los vehículos automáticos se han vuelto cada vez más populares en las carreteras colombianas gracias a la facilidad de conducirlos en las variadas condiciones de manejo del país. Y con el crecimiento de la industria automotriz en Colombia, ha cambiado la manera de conducir también. Sin embargo, muchos conductores aún cometen errores al conducir su carro automático que pueden causarle graves daños al vehículo.

Automatico

Automáticos: ¿Cuándo poner el neutro?

Lo primero que hay que saber de los vehículos automáticos, es que la transmisión cuenta con cuatro posiciones: P (Park – Parqueo), R (Rear – Reversa), N (Neutro), y D (Drive – Conducción). En general los modos se explican a sí mismos. Sin embargo, la función del neutro puede no quedar tan clara para todos.

En la posición neutro, los engranajes del motor se desconectan. Esto permite que las ruedas rueden libremente, puedes girar la dirección y el acelerador no tendrá efecto en ellas.

Este modo tiene ventajas como desventajas: Como en los vehículos automáticos, puedes ponerlo en neutro en los semáforos o en medio del tránsito. Puedes usar el Neutro cuando necesitas mover tu vehículo por medio de fuerzas exteriores: Cuando lo subes a una grúa, requieres moverlo con tu propia fuerza, etc.

El modo Neutro está diseñado para cuando el carro está quieto o necesitas moverlo por fuerzas externas, no para cuando está en movimiento. Por esta razón, no debes cambiar a neutro cuando estás en bajadas sostenidas, o tu carro va a una velocidad constante. Esto puede generar desgaste en el motor, mal funcionamiento de los frenos, pérdida de control del vehículo, y daños complejos en la transmisión.

No detenerse por completo antes de cambiar de modo.

Igual que en un carro mecánico se vería perjudicado por un cambio repentino de cambios, un motor automático se ve perjudicado por el cambio repentino de modos. Otro error común al conducir un vehículo automático es cambiar al modo de parqueo o reversa cuando el carro no se ha detenido por completo. Esto puede generar que el mecanismo que activa la reversa o bloquea las llantas del carro se rompa. Igualmente, si se cambia de manera repentina cuando el carro se encuentra en carretera o con altas velocidades, este cambio puede generar un accidente de tránsito.

De cualquier manera asegúrate de que cuando el vehículo esté completamente detenido, selecciones el modo P, esto activará un bloqueo de ruedas provisional. Si vas a parquear definitivamente, activa también el freno de mano antes de salir de tu vehículo, esto impedirá su movimiento por completo.

De la misma manera, cambiar de modo rápidamente al arrancar el vehículo puede generar graves daños a la transmisión. Cuando vayas a arrancar, asegúrate de quitar el freno de mano, ponerlo en Neutro presionando los frenos de piso, y después en Drive para arrancar.

Automáticos: Acelerar antes de entrar al modo ‘Drive’

En los vehículos mecánicos, acelerar antes de poner el primer cambio permite un arranque rápido. Sin embargo, tanto en vehículos manuales como automáticos, esta costumbre puede generar roce entre los engranajes, generando fricción, residuo y últimamente recalentamiento al motor. Especialmente en los automáticos, esta costumbre puede generar un daño irreparable al carísimo motor. Por esto, si quieres arrancar de manera muy rápida, presiona el freno, cambia al modo Drive y luego pon el acelerador a fondo; esto le permitirá al motor hacer el cambio necesario para lograr una alta velocidad sin dañarse.

Conducir con poca gasolina

La mayoría de los carros antiguos funcionaban por medio del movimiento de fluidos generados por el motor al acelerar. Sin embargo, actualmente la mayoría de los vehículos cuentan con la presión de la gasolina para poder funcionar correctamente. La gasolina en tu vehículo no sólamente activa el motor, sino que también ayuda a bajar la temperatura del mismo. Cuando un vehículo es forzado a funcionar con poca gasolina, ésta función termina por cumplirla el aire, que es mucho menos eficiente.; esto puede llevar a un recalentamiento del motor. También, la gasolina genera residuos que se asientan en el tanque de tu vehículo; cuando estos residuos recorren el motor pueden quedarse atascados, creando un peligro insospechado dentro de motor. Por esto, procura siempre mantener tu vehículo por encima de la alerta de gasolina baja: sea manual o automático.

Cabe señalar que al manejar un vehículo, sin importar su tipo de transmisión, hay que seguir todas las normas y recomendaciones de seguridad: Antes de prender tu vehículo asegúrate de que los niveles de sus fluidos son apropiados, que cuentas con todas las herramientas y señales de seguridad en caso de una falla mecánica. También, al subirte, asegúrate de que cuentas con el vestuario apropiado (Que nada en tu ropa se interponga en tu conducción, incluyendo mangas amplias o zapatos difíciles).

También puede interesarte: ¿Por qué comprar un vehículo híbrido?

Desde Carguru te invitamos a conducir de manera segura, siempre consciente de las señales de tránsito y otros conductores.